Primera vez

Por: Jovy Vega* El dolor tocó a su puerta. Corría la sangre entre sus piernas. Se abrió el camino. Con abrir no significaba estar dispuesta, expuesta, presta, pero en este mundo, ya era una presa. La anchura de sus caderas, sus diminutos senos, atrajeron al depredador y aunque ella en su inocencia,  dormitaba en su…

Read More