Etiqueta: contra la cultura patriarcal

Un mundo donde quepan muchos mundos

Por: Luciana Cattaneo*

Cuando nacemos, la primera etiqueta que nos colocan es: 

Masculino – Femenino.  Nena- Nene. 

Después nuestras familias, abuelos, madres, padres, nos enseñan a repetir frases naturalizadas: “Siempre las cosas fueron así”; “Este es un mundo de hombres”; “Las mujeres son el sexo débil”; “Inteligente como papá, bonita como mamá”; “Estas nerviosa, seguro estas indispuesta”… Nuestra realidad promueve y mantiene las formas más antiguas y básicas de relacionarnos como sociedad.

Tradicionalmente los roles dentro de cualquier familia, están diferenciados por el sexo que tiene cada individuo y por las pautas que nos entrega la cultura en la que estamos insertos. Las mujeres somos las que tenemos la responsabilidad del trabajo reproductivo, y el cuidado de la casa o los niños, mientras los hombres son quienes organizan y lideran las familias. 

Continue reading “Un mundo donde quepan muchos mundos”

¿Cómo quiero que me maten?

Por Estefania Veloz*

 

Según las estadísticas de feminicidios, tengo múltiples opciones: quizá apuñalada con algún objeto punzocortante, golpeada hasta perder la vida o quemada; podría ser con el cable de un teléfono público, como a Lesvy Berlin, aunque, ante la falta de imaginación, quedan también, siempre, los balazos.

De acuerdo con las autoridades, somos nosotras las culpables de que nos violen y nos asesinen. Entonces ¿podemos decidir de qué forma queremos ser muertas?

Es muy fácil que la sociedad culpe a las mujeres de todos sus males, pero no es cosa nueva. Digamos que es tan fácil como adjudicarle a la Malinche la caída de un imperio y 500 años de conquista —cosa que se hace más de una vez. De haber sido virgen —virgen morena—, alguna posibilidad habría de que fuera un maternal símbolo en un ayate y no la puta —amante, humana, mujer— causante de la tragedia originaria.

El machismo escapa de las categorizaciones exactas, pero el macho no. El término macho es culturalmente homogéneo. Presume virilidad y, viniendo del macho revolucionario, es hasta folklórico. En los tiempos de la revolución se le asignó al hombre el papel de protector, hombres sin miedo que Continue reading “¿Cómo quiero que me maten?”