Debiste habérmelo roto

*Por Marcia Macias Debiste habérmelo roto, destrozado, debiste pisotearlo y tirarlo, escupirle. Pero no, en cambio, te tomaste la molestia y tuviste el cuidado de hacerlo poco a poco. Sentías lastima por hacerlo, pero de todos modos lo hiciste, y de la manera más cruel. Lo hacías con tanto cuidado que a veces pensaba que…

Read More