Perra, Prieta, Sudaka

Por Tatiana Romero En Berlín, mi sodoma particular, me descubrí extranjera, exótica, inferior. Pienso en Chimamanda Ngozi Adichie, quien en Americanah explica que ella no fue negra hasta que llegó a Estados Unidos de América. Así yo nunca me sentí exótica hasta que pisé suelo alemán, con toda la inferioridad que conlleva el exotismo. Con…

Read More