El agobiante papel de laborar como mesera siendo mujer

Por: Paola Jiménez de León* La sonrisa fingida duele, al igual que las piernas y…