Etiqueta: feminismo

La (des)confianza

Esta semana me di cuenta, por mi trabajo, que las mujeres no tenemos espacios donde realmente podamos tener la ayuda que queremos y que necesitamos cuando vivimos algún tipo de violencia machista. Después de intentar digerir eso la noticia de Daniela viene a darme otra bofetada de la realidad que muchas han vivido, otras están viviendo y a algunas les tocará vivir. Me llena de profunda tristeza y me abruma todo el trabajo que nos resta.

Sigue leyendo “La (des)confianza”

Mujeres Prohibidas CDMX

Los proyectos artísticos visuales promovidos por mujeres latinoamericanas, cada vez exploran diversas formas de comunicar los aportes feministas a las causas de las mujeres, desde la propia cultura local con una perspectiva global. En Feminopraxis, tuvimos la oportunidad de establecer contacto con la artista visual peruana Cecilia de Lima, quien el 19 de junio, expondrá su obra Mujeres Prohibidas, en el 90o Fast Galley, en la Ciudad de México. Tanto el colectivo de 90o Fast Gallery como Cecilia de Lima, invitan a acompañarles para ese día. Es por ello que platicando con la artista, nos explica en qué consiste su proyecto, cómo lo concibió y qué técnicas de arte peruano, precolombino y contemporáneo emplea en su trabajo.

Por: Cecilia de Lima*

Durante siglos el sistema en el que vivimos ha creado estructuras, colocando al hombre en un escalón más alto sobre la mujer; sin embargo ésta ha ido logrando validar sus derechos a través de los años,  tratando hasta el día de hoy de conseguir una igualdad de género, y en consecuencia alcanzar la aniquilación definitiva del patriarcado. Sí logra tener éxito, podremos hablar de una estructura un poco más justa e igualitaria, pero tal vez reservando ciertas revanchas y resentimientos que situarían a la mujer en un escalón más alto sobre el hombre.

Durante el siglo XX, el esbozo ideal de la mujer latinoamericana era consagrarse a la familia, ser guía y educadora de ésta, y centrarse en los paradigmas marianos, los cuales eran un modelo a seguir. Así,  se tenía una garantía global de orden social, que reproducía la ideología dominante. Es por eso que durante mucho tiempo la mujer fue rigurosamente vigilada y entrenada como aliada y opositora a los cambios que pudieran darse.

Desde la ideología religiosa, la mujer fue la culpable de la expulsión del paraíso, siendo creada torpe y desobediente, asociada con el demonio, y ha cargado hasta el día de hoy ese “pecado” que la coloca convenientemente en un sitio inferior al hombre desde que nace. Es así como la sociedad a través de la religión, le anulaba cualquier tipo de pensamiento expansionista logrando mujeres reprimidas e incapaces de opinar; no solo en el ámbito político, económico, social, sino también en el sexual. Creando barreras ideológicas que hicieron en la mujer una especie de cinturón de castidad mental.

Este fenómeno se repitió en mujeres de todas las clases sociales, con la diferencia  evidente de mayor maltrato en los círculos de bajos recursos económicos. Así, se delimitaba el rol de la mujer dentro de la construcción de la sociedad.

En la actualidad aún persisten este tipo de represiones, las cuales se agudizan mucho más, cuando existen ciertas diferencias sociales; lo he visto en diferentes lugares que he visitado en Latinoamérica y se manifiestan a través de las micro violencias, las cuales nos enseñan como debemos comportarnos, y eso se transmite de generación a generación.

Es por eso que somos Mujeres Prohibidas, mujeres reales con una historia que contar y que pueden inspirar a otras mujeres. Mujeres que hemos escuchado en alguna parte de nuestra historia que la falda no debe usarse mas arriba de las rodillas, o que por ser madres debemos quedar anuladas para vivir y alcanzar nuestros sueños; o mujeres que sufrieron algún tipo de maltrato físico que las marcó y lograron salir adelante…

En Latinoamérica, hoy la palabra igualdad encierra un sin número de interpretaciones y logra desatar los más grandes temores, mostrando una vez más el chip de la intolerancia.  A pesar de las dificultades, las mujeres intentamos hacer valer nuestros derechos y tener esa ansiada igualdad. Sin embargo persisten diferencias y mezquindades que se agudizan, terminando en una batalla de género, en la cual el hombre al sentirse aventajado, ataca a través de la violencia.

El tema de la violencia me lo he topado a lo largo de este proyecto, tema que no puedo ignorar. Lo represento a través de una momia moderna envuelta en un fardo que contiene impresas historias de feminicidio. El nombre de esa representación es “Soledad”.

El proyecto Mujeres Prohibidas surge a partir de la lectura de un libro: Cinturón de Castidad de la periodista peruana Maruja Barrig, y se fue alimentando poco a poco de historias personales y de la propia investigación que vengo realizando entre Perú, México y Bolivia. Esta investigación ha hecho que el proyecto vaya alimentandose cada vez más  logrando crear una estética distinta que se identifique con cada territorio donde se presenta. Decidí realizar las obras sobre tela por una asociación con la muerte y cómo es que a uno le gustaría que lo recuerden.

Perú prehispánico presenta una fuente importante de inspiración en mi trabajo: los incas y pre-incas enterraban a sus muertos en fardos funerarios, y las momias eran enterradas con toda clase de objetos personales. Existe una cultura en particular: Chancay, la cual representa a través de figurillas textiles lo que hacía el personaje en vida (parte de otro proyecto que manejo como artista). Es así como me inspiro, imaginando que en unos 100 años encuentran una momia y desentierran un fardo hecho en gasas y  que cuenta una historia de una Mujer Prohibida.

Y a ti… ¿cómo quieres que te recuerden?

¿Te gustaría ser una mujer Prohibida?

Mujeres Prohibidas México tendrá como punto de inspiración los bellos bordados y textiles mexicanos y por supuesto las historias de mujeres mexicanas. La presentación del proyecto y lanzamiento de la convocatoria para ser una Mujer Prohibida será este miércoles 19 de junio a las 17 horas en 90o Fast Gallery. 

!Los Espero! 

139135_44d2e40240a643aabb6fe6610ba2e3c0~mv2*Cecilia de Lima es artista visual peruana. Egresada de la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú con medalla de oro en la especialidad de grabado. Mención Honrosa en la I Bienal de Grabado Paco Urondo  en Buenos Aires Argentina y representante de Perú en la Bienal de Miniprints en el Floream Museum de Rumania.

Ha Participado en  la 31 Bienal Internacional de Sao Paulo el año 2014, a través de los proyectos de galerías, en la Galería Martha Traba con el proyecto “Savias.”

Fundadora y directora del colectivo peruano Arte sano, desde esa plataforma ha desarrollado diversos proyectos de concientización de la población de cuidado medio ambiental a través de las artes plásticas creando alianzas estratégicas con el Museo de Historia Natural de Lima. Durante el periodo 2017 – 2018  realizó una residencia  artística de investigación gráfica en la Ciudad de México, a través de una media beca otorgada por la Fundación Culturatto y tuvo diversas exposiciones en galerías de arte mexicanas, apoyada y auspiciada por la Embajada del Perú en México y el Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú; además de apoyar directamente en la organización de ayuda para los damnificados del sismo que sacudió México el año 2017.

Además de representar a Perú en  la V Feria Internacional de Gráfica de Guadalupe Posada en Aguascalientes, México. Su última exposición individual fue realizada en la ciudad de La Paz-Bolivia  en octubre del año 2018 en “La Lagarta” galería. En la actualidad se encuentra en la ciudad de Lima-Perú haciendo una especialización en arte precolombino. Su website es: https://ceciliadelimavisual.wixsite.com/visual

Escorts: la identidad, el trabajo y las implicaciones

Por: María José Ancona Rodríguez

Gelitzli Stefania Caamal Carrillo

Andrea Alejandra Fuentelzas Rosado

Kattya Violeta Ortiz Barba

 

El trabajo sexual es un tema de interés moral, religioso, económico, psicológico, sociológico, político, etc. En México no recibe la suficiente atención por ser visto como “socialmente reprobable”; no es una actividad ilegal sí se realiza de manera individual y no coaccionada. No obstante las aproximaciones al fenómeno son como problema social o de salubridad.

Como equipo de trabajo quisimos acercarnos desde otra perspectiva: darle voz a sus protagonistas. Que las misma escorts  nos dijeran sobre su realidad. Este trabajo comenzó entrevistando a dos mujeres dedicadas a la prostitución de tipo escort de la ciudad de Mérida, Yucatán, México, en el Caribe mexicano. Debido a la naturaleza de la información que compartieron y para garantizar su seguridad, se asignó a cada una un pseudónimo: Sofía y Valeria, de 22 y 24 años respectivamente. Durante las sesiones de entrevista se abordaron temas relativos a la identidad, el trabajo, sus implicaciones y la marginación asociada al mismo.

Sigue leyendo “Escorts: la identidad, el trabajo y las implicaciones”

Museo Virtual 8 de marzo (MUVI 8M)

Por: Shevek*

¡Bienvenida al MUVI!

El “Museo Virtual del 8 de marzo” abre sus puertas el día de la mujer, para mostrar las obras y biografías de las pintoras del mundo. La mayoría tuvieron que pintar pese a la presión de su entorno, nadando a contracorriente en un mundo con reglas masculinas, y prácticamente todas han sido olvidadas por los museos convencionales (en el Prado, de 1128 obras expuestas, solo 3 están firmadas por mujeres).

Sigue leyendo “Museo Virtual 8 de marzo (MUVI 8M)”

Mujeres de oro y lodo

Por: Aurori Va*

Ilustración: Catalina Mora Ibarra**

 

Frágiles igual que el lodo que se coge y se deshace,

brillantes también como el oro, siempre con coraje.

Son iguales a los hombres, en arranque e inteligencia.

Nadie podrá con ellas.

El futuro les pertenece.

Sigue leyendo “Mujeres de oro y lodo”

Un mundo donde quepan muchos mundos

Por: Luciana Cattaneo*

Cuando nacemos, la primera etiqueta que nos colocan es: 

Masculino – Femenino.  Nena- Nene. 

Después nuestras familias, abuelos, madres, padres, nos enseñan a repetir frases naturalizadas: “Siempre las cosas fueron así”; “Este es un mundo de hombres”; “Las mujeres son el sexo débil”; “Inteligente como papá, bonita como mamá”; “Estas nerviosa, seguro estas indispuesta”… Nuestra realidad promueve y mantiene las formas más antiguas y básicas de relacionarnos como sociedad.

Tradicionalmente los roles dentro de cualquier familia, están diferenciados por el sexo que tiene cada individuo y por las pautas que nos entrega la cultura en la que estamos insertos. Las mujeres somos las que tenemos la responsabilidad del trabajo reproductivo, y el cuidado de la casa o los niños, mientras los hombres son quienes organizan y lideran las familias. 

Sigue leyendo “Un mundo donde quepan muchos mundos”

5 artistas inspiradas en Yalitza Aparicio

Para nosotras en feminopraxis el Arte es un gran aliado en la lucha feminista. Al hacer arte surgen procesos internos profundos y las creaciones generan resonancias en otras personas, logrando ampliar el impacto y la transformación. 

Sabemos que lo que ha sucedido con Yalitza Aparicio después de su brillante actuación en Roma tiene muchas aristas de análisis, pero acá te queremos mostrar la forma en que ha inspirado a otras mujeres en su arte.

Sigue leyendo “5 artistas inspiradas en Yalitza Aparicio”

Virginie: la perfecta “víctima imperfecta”

 

Me encontré con Teoría King Kong de Virginie Despentes en una feria del libro a la que fui con poca esperanza de encontrar lecturas feministas, pues en mi ciudad es escasa la literatura sobre estos temas. Lo primero que llamó mi atención fue la imagen de la portada. Parecía una especie de parodia a Rosie The Riveter, en donde con la misma pose de guerrera macanuda se presenta en lugar de la “perfecta” y bella Rosie que nos han vendido como ícono feminista, a un simio un poco andrógino con ojos rojos, un tatuaje en forma de corazón y un arete. Una imagen lo suficientemente rebelde como para sugerirme una lectura interesante. La contraportada decía que encontraría en este ensayo temas como la prostitución, la violación y la pornografía abordados sin tapujos desde las experiencias personales de una postfeminista. Contacté a una gran amiga feminista y amante de los libros para pedirle referencias, y ella terminó de convencerme de comprar lo que ahora considero un tesoro.

Sigue leyendo “Virginie: la perfecta “víctima imperfecta””

Caminatas

Por: Mag Mantilla*

¿Por qué el acoso callejero es violencia machista?

Eres mujer y transitas por las calles de la Ciudad de México, cuando campante pasas y de repente te acosan, mil pensamientos te abruman.

 

I.

Caminas por la calle de Real Mayorazgo rumbo a la Cineteca Nacional. Apenas son las 6:45pm, pero ya oscureció, es enero. Estás relajada, la función empieza a las 7:30pm. Tu andar es suave hasta que oyes shisteos: “sh-sh”, volteas por reflejo; es un grupo de hombres con miradas libidinosas opinando sobre tu cuerpo: “Amiga, amiga estás bien guapa”, “qué buen culo”, “camínale rápido porque si no te ando robando, mamacita”. Agitas el paso, quieres huir lo más pronto de sus lenguas de cuchillo. 

Estás enrabiada, vulnerada, asqueada, insegura … muy sacada de onda. Tienes clavada la sensación de haberte fallado a ti misma porque hace tiempo que te posicionas como feminista y no te defendiste ante el acoso callejero. Te sientes muy culpable por no enfrentar a los machitos e indignada ante sus comentarios obscenos e indeseados.  

En mi caso, gracias al libro de Holly Kearl (1), entendí que perpetraron en contra de nosotras, las mujeres, una forma de terrorismo sexual… a fin de cuentas, las mujeres no sabemos cuándo va a suceder, por quién puede ser ejecutado y hasta dónde puede extenderse. Te aferras a la idea de que no fue una agresión aislada, fue un acto violento y deliberado con dinámica perversa de poder, porque cuando alguien cosifica tu cuerpo al instante se produce subordinación femenina, sostén del sistema patriarcal y del machismo. 

Sigue leyendo “Caminatas”

¿Cómo quiero que me maten?

Por Estefania Veloz*

 

Según las estadísticas de feminicidios, tengo múltiples opciones: quizá apuñalada con algún objeto punzocortante, golpeada hasta perder la vida o quemada; podría ser con el cable de un teléfono público, como a Lesvy Berlin, aunque, ante la falta de imaginación, quedan también, siempre, los balazos.

De acuerdo con las autoridades, somos nosotras las culpables de que nos violen y nos asesinen. Entonces ¿podemos decidir de qué forma queremos ser muertas?

Es muy fácil que la sociedad culpe a las mujeres de todos sus males, pero no es cosa nueva. Digamos que es tan fácil como adjudicarle a la Malinche la caída de un imperio y 500 años de conquista —cosa que se hace más de una vez. De haber sido virgen —virgen morena—, alguna posibilidad habría de que fuera un maternal símbolo en un ayate y no la puta —amante, humana, mujer— causante de la tragedia originaria.

El machismo escapa de las categorizaciones exactas, pero el macho no. El término macho es culturalmente homogéneo. Presume virilidad y, viniendo del macho revolucionario, es hasta folklórico. En los tiempos de la revolución se le asignó al hombre el papel de protector, hombres sin miedo que Sigue leyendo “¿Cómo quiero que me maten?”