Etiqueta: 8 de marzo

8

Por Clara Suárez Quintana*

Era un sonido metálico
(Cuatro sonidos)
Como cadenas rasgando el aire
Que separa tus jardines de mi cárcel.
Una daga casi vizcaína
Pero no en la mía,
Sino en tu piel.
Cuatro sílabas sucias, embarradas
Lascivas, obscenas,
Manchadas de sangre
Y esta sí que era mía.
Pero era sangre de la buena,
De la que se anuncia como un tomate sobre la encimera blanca
De la que brota de una herida infinita
Hasta que lo blanco sea la piel y el mármol , rojo.

Continue reading “8”

EDITORIAL MARZO 2018

¡Estamos celebrando nuestro primer aniversario! A nuestra mente vienen los recuerdos de los meses de preparación, consenso y palabras para definir qué es Feminopraxis; para qué queríamos abrir este espacio y lo que buscábamos lograr. Ha pasado ya un año y nos sentimos emocionadas, con el corazón lleno de alegría y por ello no sólo decidimos crear un giveaway sino también nos recargamos de energía para seguir luchando por una vida digna para todxs nosotrxs y, desde nuestra brecha, desde nuestro espacio de articulación de feminismos, facilitar(nos) el diálogo entre todas sin importar distancias, contextos, razas, edades, niveles académicos, niveles económicos, entre otras cosas que han sido excusa de exclusiones en este sistema.

¡Qué vivan nuestras diferencias!

Continue reading “EDITORIAL MARZO 2018”

NO DEBEMOS NADA

Por Sabel*

En la historia se nos ha quemado, apedreado, silenciado.

Quieren nuestro sexo,

nuestro cuerpo como la saciedad de sus ganas.

Se piensa que existimos para complacer

manoseos, reclamos, recelos.

Amantes obligadas, ultrajadas.

Sin oportunidades, burladas, acosadas;

sin voz, amenazadas, golpeadas, asesinadas.

Somos putas, mal cogidas, arrastradas;

con ellos, sin ellos, por ellos,

en sus manos, de su boca,

por su rabia.

Lucho por lavar las miradas
sutilmente lanzadas,

quieren mi piel, entre sus pestañas la atrapan.

Me permito ignorar sus halagos
–murmullos descarados,

no lo lamento, no les debo nada.

Sobrevivo en un país donde se nos mata

más de lo que se nos aclama;

donde la religión nos quiere santas

sirviendo a gatas y calladas;

donde entre mujeres nos señalamos

por un ápice de libertades condicionadas;

donde la lucha es cuestionada,

opiniones mínimas, ridiculizadas.

Nos dejan sin nombre, en baldíos, callejones;

creen que nuestros derechos

son poder divino de sus leyes y decretos.

Cuestionan nuestras habilidades, nuestras decisiones.

Que no hay querella que no sea impulso

de esos días del mes;

y no, no es nuestra sangre la que nos esclaviza,

sí lo es la creencia de que nuestro servicio

es su premisa.

En la historia se nos ha quemado, apedreado, silenciado.

Pero cada año la lucha es agua, es aire, es vida.

Un 8 de marzo, cualquier semana, cada día,

reescribimos sobre los golpes, sobre los fantasmas,

somos más que gritos y patadas,

seremos escuchadas.

Somos libres,

y no, no debemos nada.

 

-Sabel  (08/03/2017)


*Sigue a Sabel en Twitter como @sumasshedshaya_

 

Aviso: El texto siguiente es parte da las aportaciones de la Comunidad para la sección Sororidades de Feminopraxis. La idea es dar libre voz a lxs lectorxs en este espacio. Por lo anterior, el equipo de Feminopraxis no edita los textos recibidos y no se hace responsable del contenido-estilo-forma de los mismos.  Si tú también quieres colaborar con tus letras, haz clic aquí para obtener más detalles sobre los requisitos.

Día de la mujer ¿Cómo conmemorar?

Las feministas venimos reclamando desde hace tiempo que ¡No queremos flores, queremos derechos! exigimos que no se celebre un día que nos recuerda luchas por las que hemos muerto, que no se invisibilicen con flores y regalos nuestras demandas de igualdad, sino que conmemoremos.

Tomando en cuenta lo anterior aquí en Feminopraxis queremos lanzar la siguiente pregunta ¿De qué formas es conveniente conmemorar el siguiente 8 de marzo de 2017 tomando en cuenta nuestro contexto actual?

Con las cifras de feminicidios que revientan en el Estado de México, con miles de muertas y desaparecidas y casos sin resolver, en la era de Trump, con nuestras instituciones en decadencia. Estamos seguras de que en el debate se construye, así que abrimos una discusión para todas, sean activistas o no, se asuman feministas o no, TODAS son mujeres, queremos conocer sus opiniones.

Del derecho a ser nombradas

Del derecho a ser nombradas[1].

Te nombro en nombre de todo
Por tu nombre verdadero
Te nombre cuando oscurece
cuando nadie me ve
Escribo tu nombre
en las paredes de mi ciudad
escribo tu nombre
en las paredes de mi ciudad
Tu nombre verdadero
Tu nombre y otros nombres…
Gian Franco Pagliaro

 

Se acerca el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Pronto estaremos escuchando felicitaciones, quizá con buenas intenciones, pero sin fundamento, de quienes no han aprendido el verdadero significado de esta fecha que conmemora las luchas por los derechos de las mujeres, y que no celebra el hecho de ser mujer (mucho menos el de ser madre, aunque algunas personas insisten en confundirlo con el 10 de mayo…).

Entre los muchos derechos que reclamo junto a millones de mujeres en el mundo, este Día Internacional de la Mujer quisiera hacer hincapié en el derecho a vivir una vida libre de violencia machista y feminicida, y particularmente en el derecho a ser nombradas cuando dicha violencia nos alcanza.

Continue reading “Del derecho a ser nombradas”