Archivo de la etiqueta: Capitalismo

Editorial (octubre)

“Las relaciones patriarcales inhiben el desarrollo
de la esencia humana. La concepción de la vida,
mientras no se superen las relaciones patriarcales,
es muy distinta entre hombres y mujeres”
—Norma Iglesias

 

Septiembre nos dejó un sabor amargo. Feminopraxis es una revista digital que, aunque tiene colaboradoras en diferentes partes del mundo, ha puesto su foco en informar y accionar sobre feminismos diversos en México y Latinoamérica. Por ello el terremoto reciente en Ciudad de México y otras partes del país, no sólo nos movió el piso, también nos movió el corazón. El pasado 19 de septiembre, como muchos medios, suspendimos nuestras publicaciones y entradas habituales para compartir únicamente información que consideráramos útil después del terremoto en el que familias enteras perdieron sus casas y a sus seres queridos. Nos concentramos en compartir información confirmada sobre los materiales que se requerían en los distintos edificios derrumbados, sobre el  tipo de apoyo que era necesario, etc. Hoy, con la posibilidad de detenernos más en los hechos, reflexionamos y recordamos. Seguir leyendo Editorial (octubre)

Labor doméstica, capitalismo y nuevas demandas

Por Maria Gourley*

Hombres y mujeres no somos explotados de igual forma por el capitalismo; dos fundamentos básicos avalan lo antepuesto: la condición de la mujer en el mundo laboral remunerado, donde perciben en promedio un 37.4% menos que los hombres en el sector público y hasta un 50% menos en el sector privado (Estudio Manpower, 2005), y la situación de la mujer dedicada a las labores domésticas y al cuidado de la familia

Yo misma fui criada por una “dueña de casa”; yo y la mayoría de mis compañeras de clase y mujeres provenientes del círculo social donde me tocó crecer. Los roles que aprendimos no eran cuestionados ni debatidos: así eran las cosas. Los hombres trabajaban en el ámbito público y las mujeres cuidaban a sus hijos(as) y realizaban las labores domésticas. Socialmente, inclusive, se percibía con compasión a aquellas madres (y me atrevo a expresarlo sin miedo de faltar a la verdad) que “trabajaban”, porque la inserción de las mujeres en el mercado laboral remunerado se relacionaba con la carencia (lo cual es probable que fuera mayoritariamente cierto). Fui de aquellas a quienes les tocó levantar los platos y lavarlos en domingo familiar, mientras mis hermanos se quedaban sentados disfrutando de la sobremesa. Seguir leyendo Labor doméstica, capitalismo y nuevas demandas