Distopía

Por: Paz Cornejo*

 

Cuando tiempo después algunos decidieron que ya no querían llevar mascarillas y se
rebelaron, ya nadie recordaba la razón, pero la fuerza de la costumbre hizo que todos
condenaran a los disidentes. ¡Pero cómo alguien iba a enseñar el rostro! ¡Qué poco decoro era ese! Eso solo se hace en casa y delante de los más allegados.

 

 

Paz_Cornejo

*Paz Cornejo (Madrid, 1981) se dedica a la docencia y a criar a su cachorro. Escribió el poemario Desaires metropolitanos.  Aúlla, llora o ladra desde las afueras.

 

Aviso: El texto anterior es parte de las aportaciones de la Comunidad, bajo el tema Viviendo la pandemia: crónicas feministas en primera persona.  La idea es dar libre voz a lxs lectorxs en este espacio. Por lo anterior, el equipo de Feminopraxis no edita los textos recibidos y no se hace responsable del contenido-estilo-forma de los mismos. Si tú también quieres colaborar con tus letras, haz clic aquí para obtener más detalles sobre los requisitos.

 

** La imagen que acompaña este microrelato es de la artista textil mexicana @villanaart

Deja un comentario