Etiqueta: Sororidad

Yo sí te creo

Hermana, yo sí te creo, no lo dudes. 

No dudes por favor, que te creo. Que desafortunadamente en vivir violencias no estás sola, estamos juntas y juntas vamos a salir. 

También me acosaron en la calle en la mañana, en la tarde, en la noche… llegando a la escuela, saliendo del trabajo, estando en el coche.

He recibido fotografías de hombres que no conozco, también ellos, me han preguntado “¿si estás tan bonita por qué no tienes novio?”.

Han intentado modificar lo que siento, convertir un no en un sí, por pena a que él no quede en la friendzone.

¿Te he contado alguna vez de las ocasiones en las que me presionaron para tener sexo? su presión fue “amigable” y no lo vi como agresión en ese entonces.

Cómo olvidar la vez en la que teniendo la PAE (píldora anticonceptiva de emergencia) en la mano, me detuvo para que imaginara una vida de ensueño con él “si se daba” y yo no quería, no acepté.

Hermana, a mi también me compararon con otras mujeres, me hicieron verlas como competencia y que yo nunca iba a ser suficiente.

Mis oídos escucharon que “las mujeres son como paquetes de galletas, una vez abiertas nadie las quiere” de los labios de una enfermera. Se me ha quedado tan grabado por todo lo violento que contiene.

Me tuvieron que enseñar en la secundaria como fracturar un pene “por si en algún momento lo necesitaba”, nunca olvidaré a esa profesora de sexualidad. 

Tuve que guardar el secreto de muchos clósets, de amigas. Que por temor en su momento prefirieron no decir quiénes eran realmente, no tocaba (ni me toca) juzgar, me toca acompañar.

Fui la amiga que decía “date cuenta” y también fui la que no se dio cuenta. 

Hermana, también abusaron de mi, me tocaron el cuerpo, me besaron, me acostaron para “jugar” mejor. En el juego yo era siempre el hombre y mi vecina era la mujer… ahora de adulta ni logro imaginar todo lo que mi vecina vivió para “jugar” de esa forma.

He escuchado que me digan “no puedes, eres mujer” cuando quise hacer algo.

Me he sentado, en mi trabajo, a escuchar y cobijar a mujeres que han sido abusadas, que han sido minimizadas, que han sido golpeadas, que han sido agredidas. Me he sentado a escuchar guardándome la rabia, pues no merecen(mos) nada de eso.

Me llamo Lídice, tengo 26 años, vivo en México, uno de los países más peligrosos para ser mujer. Quiero decirte que seas quien seas, vivas donde vivas, tengas la edad que tengas ten por seguro que yo, sí te creo. 

*La ilustración es de Laura Berger

Foto del día 02-08-15 a las 13.32 #3

Lídice Villanueva – Tapatía nacida en el 92 bajo el signo de tauro. Psicóloga feminista buscando aprender y compartir cosas nuevas. Adora leer y ver series o películas. Gusta del arte de la pintura y escritura, tanto practicarlo como apreciarlo. Pierde la cabeza por los perros y los búhos. Adicta a los tatuajes, a lo esotérico y lo oculto. Feminista, bruja e incómoda para machistas. InstagramFacebookTwitter


MANIFIESTO DESDE LOS FEMINISMOS MEXICANOS SOBRE EL ACOSO SEXUAL Y OTRAS FORMAS DE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

Desde Feminopraxis compartimos y apoyamos el siguiente manifiesto.

(Liga original aquí)

———————————————

A las personas preocupadas por la violencia contra las mujeres y las niñas. A las feministas que luchan en contra de la violencia de género contra las mujeres y las niñas. A la opinión pública:

Nosotras, la Red mexicana de Feministas Diversas, manifestamos nuestra preocupación por el aumento de los casos de diferentes formas de violencia contra las mujeres en nuestro país. En este sentido, y reconociendo nuestra pluralidad, condenamos las nuevas formas de justificación, normalización, naturalización y perpetuación de acoso, hostigamiento, violación sexual y feminicidios, que son legitimadas en el contenido del libro “Acoso ¿Denuncia legítima o victimización?” escrito por Marta Lamas y publicado recientemente (2018) por el Fondo de Cultura Económica.


Somos feministas con posturas, preocupaciones y prácticas que constituyen una polifonía diversa. Aún así, coincidimos en que el libro no debe ser tomado, de ninguna manera, como un referente teórico, metodológico, ní epistémico, para impartir justicia en lo referente a delitos sexuales denunciados. Vemos con gran preocupación y consternación que se pueda generar algún tipo de jurisprudencia, como se está promoviendo desde distintos foros en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y en los entes de impartición y administración de justicia en la arena penal, entre otros espacios institucionales. Las aseveraciones y análisis basados en posturas polarizadas y expuestas en el libro de Lamas son lamentables. Por un lado, tienen una clara intención de provocar y confrontar las luchas feministas y, por otro, sus argumentos sirven de referencia para perpetuar el patriarcado en el sistema de justicia penal.

Continue reading “MANIFIESTO DESDE LOS FEMINISMOS MEXICANOS SOBRE EL ACOSO SEXUAL Y OTRAS FORMAS DE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES”

Yo aborté

Tenía 18 años, estaba a dos meses de terminar el secundario. Estaba pendiente del baile de la primavera, pendiente de terminar y poder irme a estudiar a Buenos Aires. Recuerdo que saqué turno con una ginecóloga por primera vez en mi vida para pedir pastillas anticonceptivas, a la vez que usaba preservativos, porque creía fehacientemente que tenía que cuidarme de todas las formas posibles. Hasta ese momento, como recién me iniciaba en el sexo, sólo me cuidaba con preservativos y procuraba no tener ningún tipo de contacto hasta que el preservativo estuviera puesto. La ginecóloga me hizo una ecografía para darme los anticonceptivos mas indicados para mi edad y mi fisionomía. Fue una sorpresa cuando me dijo que no podía dármelos, porque estaba de algunas semanas. Lloré, putié y me cagué en todo el mundo. Jamás había tenido relaciones sexuales sin protección, no podía entender como había pasado ni por qué. No lo merecía, y sobre todo no quería, no era mi momento.

Continue reading “Yo aborté”

Silvia Federici: El capitalismo como sistema de producción de muerte.

Los días 2 y 3 de marzo Silvia Federici vino a Guadalajara a dar una conferencia magistral titulada “La guerra contra las mujeres y las nuevas formas de acumulación capitalista” y posteriormente, al encuentro entre mujeres; algo más íntimo y horizontal. Por supuesto que Feminopraxis no se iba perder ninguna de las dos cosas y he aquí un poco de lo que se reflexionó, compartió y dijo. Como un resumen de su larga trayectoria Federici,  dentro de los trabajos que ha realizado hace una crítica al sistema capitalista, la unión de éste con el patriarcado, el trabajo no remunerado de las mujeres como el doméstico y el de crianza y además, en este encuentro con ella, también se habló de la importancia de distinguir un feminismo neoliberal de un feminismo de y para las mujeres. Ahora sí, empecemos. Continue reading “Silvia Federici: El capitalismo como sistema de producción de muerte.”

LA FUERZA DE LA VOZ.

Algo está cambiando en esta era, los feminismos cada vez se están haciendo más visibles en diferentes puntos del mundo y las luchas por nuestros derechos están dando de que hablar en diferentes medios y en la sociedad. The time’s up decía Ophra Winfrey en su discurso en los Golden Globes para marcar un antes y un después, para marcar un silencio y el sonido de millones de voces a lo largo del planeta que han decidido de manera valiente decir “Yo también“: yo también viví violencia, yo también fui acosada, yo también fui violada, yo también fui amenazada, yo también fui segregada por ser mujer, yo también fui minimizada y cosificada por ellos. Continue reading “LA FUERZA DE LA VOZ.”

Sorora

Por Samara Flores.*

Yo también fui misógina.

Yo también llegué a odiar ser mujer durante mi adolescencia.

Yo también llegué a creer que era mejor ser hombre porque toda su vida era más fácil.

Yo también llegué a pensar que quería ser mamá… Pero de un varón porque era más fácil criarlo. Continue reading “Sorora”

Editorial (enero 2018)

¡Comenzamos el año!  2018 nace lleno de retos y nuevos proyectos. Queremos compartirles que Feminopraxis pronto lanzará una publicación impresa que será un verdadero reto para todas nosotras, pero sin duda, una manera de expandir los alcances del diálogo feminista, iniciativa que nos llena de entusiasmo. Además, este año celebraremos nuestro primer aniversario, del cual queremos que todxs sean parte del festejo que tenemos preparado.

Continue reading “Editorial (enero 2018)”

Genealogía de resistencias

Por Karen Márquez Saucedo*

 

Hace falta más pedagogía
hay un gran vacío entre el activismo y la calle.
ANÓNIMO

 Pensar entre todos. Pensar juntos lo impensable.
SUSANA BERCOVICH

i. Para escribir éste capítulo he venido a visitar a mi abuela, en busca de un poco de calma, de silencio, un poco de soledad. Escribo desde el mismo cuarto donde meses atrás convertí en escritorio la mesita de planchar de mi Tata, durante una breve residencia como guardiana del hogar; donde releía apasionada Un cuarto propio de Virginia Woolf, para intentar así vislumbrar una suerte de testimonio con el que pudiera nutrir o significar un rasgo de mi presente.

Intentaré pues, poner en relieve una serie de experiencias e indagaciones estéticas indisciplinadas que hemos realizado durante los años recientes, sobre mi aproximación a los feminismos –no todos los feminismos, cabe decir; tan sólo comparto algunas reflexiones del propio camino de aprendizaje autónomo y autodidacta-, y la importancia de éstos en el devenir personal y político que convoca a mujeres de diversas identidades, incesante, desde múltiples espacios de resistencia.

Continue reading “Genealogía de resistencias”

Yo sí te creo

Por Clara S. Quintana*

¿Cómo no iba a creerte? ¿Qué clase de persona sería si ignorase el despliegue de poder de la sociedad patriarcal para enredarlo todo de forma que los verdugos acaben pareciendo las víctimas? ¿Por qué iba a dudarlo? Yo, que he apretado el paso cuando volvía a casa en mitad de la noche, escapando de fantasmas de carne y hueso; yo, que he escuchado todo tipo de comentarios indeseados en un lapso de tiempo mínimo mientras esperaba a una amiga en su portal; yo, que me he cambiado de acera en una falsa sensación de seguridad, que me he escalofriado al oír testimonios de otras mujeres. Yo, que he bebido, que he divagado, que he necesitado de otros y he deseado, con fuerza, tener suerte y gente decente a mí alrededor en esos momentos. Continue reading “Yo sí te creo”

Violetas

Por Mónica Ceja*

Ser feminista o no es decisión de nosotras, ese derecho nos lo dio el feminismo. Gracias al feminismo podemos decidir sobre todos los aspectos de nuestras vidas. Seamos feministas o no, día a día luchamos contra un sistema que nos violenta a todas.

Para mí es completamente válido no identificarte como una, siempre y cuando no desacredites la lucha de otras o hablar sin estar siquiera informada, esto no me desmotiva ya, en cambio me alienta saber que tengo la oportunidad de quizá alentar a alguien a informarse o aún mejor, alentar a alguna a formar parte de la lucha.

Continue reading “Violetas”