La voz

Por: Jovy Vega*

 

Hoy el silencio desea adueñarse de mi vida y como un niño caprichoso, mantenerme a escondidas. ¿Por qué temerle a mi voz, que nació libre y sin penumbras? ¿Por qué callar, si puedo luchar y no dejarme seducir por el estruendo del mutismo? El mismo que mantiene encadenada a tantas que temen por sus vidas y no tienen idea del cuándo, ni del cómo. Una paz que no llega, un final ausente. Y culpan al género no escogido, mientras zumba en la mente, el dedo inquisidor que tortura en las noches tristes, porque todos juzgan, pero nadie responde. ¡Este silencio que me ahoga! Esta pasividad absurda que me encierra en presentes incoherentes, mientras unas nacen y otras mueren; y de otras, ni sabemos. Mi voz parece enjaularse voluntariamente. Se disfraza de sumisión, sin valor, sin rumbo, sin Norte.

…escucho en mi interior una ancestra dormida.

¡Alza tu voz mujer libre y valiente! Si pierdes tu voz, te entrego la mía. ¡Qué el vino del conformismo no embriague tu vida! Te quiero cuerda, fuerte y no ausente. Eres dueña de tu voz y de lo que sientes. Ningún dedo inquisidor determina el quién. Ven, sigue mi voz que te guíará a encontrar el camino que creías perdido.

20180505_194841

* Jovieliz Vega. San Juan, Puerto Rico es mi ciudad natal. Soy maestra y terapeuta educativa. En el 2018 decidí publicar 15 de mis poemas; están disponibles en Amazon.com

Instagram: @leertepr; Twitter: @JovyVPR

 

 

** La imagen que acompaña este poema es de la ilustradora afro  @yallaroza

 

Aviso: El texto anterior es parte de las aportaciones de la Comunidad. La idea es dar libre voz a lxs lectorxs en este espacio. Por lo anterior, el equipo de Feminopraxis no edita los textos recibidos y no se hace responsable del contenido-estilo-forma de los mismos. Si tú también quieres colaborar con tus letras, haz clic aquí para obtener más detalles sobre los requisitos.

Deja un comentario