Frida Kahlo y su influencia en el feminismo global.

Frida 1
Una de las imágenes más sensuales y bellas que se conservan de Kahlo.

La vida de Frida Kahlo quedó marcada en el mes de julio en la villa de Coyoacán, en el sur de la ciudad de México. Un 6 de julio de 1907 nació en el seno de una familia de clase social en asenso, y un 13 de julio de 1954 murió casi en el momento que comenzó a ser reconocida como una gran artista. Así que este mes tanto celebramos su nacimiento, como su legado, y recordamos su muerte.

Kahlo ocupa un lugar icónico dentro de las artes, la cultura, los feminismos y las culturas queers. Siguiendo la trayectoria de su vida, a través de foros, escritos y pinturas de ella, tenemos una idea de cómo fue su niñez, adolescencia y vida adulta. Nos damos cuenta de los constantes cambios que Frida experimentó a lo largo de su vida; es por ello que no podemos ubicarla sólo dentro de un espacio; ella fue trasgresora de todos los moldes sexuales, de género, corporales, culturales. Si bien su vida transitó en un espacio social, económico y cultural estable, la poliomielitis que padeció siendo muy joven, y después el accidente en el tranvía que atravesó todo su cuerpo, tuvieron un efecto drástico en su vida, dejándola en una condición de “discapacidad”. No obstante esos infortunios, ella no dio marcha atrás como pintora y amante de la vida.

Frida-Khalo-Chavela-Vargas
Frida Kahlo y Chavela Vargas. Se cuenta que ellas sostuvieron una relación amorosa.

Su cuerpo fue un lienzo entretejido de dolores, calmantes y cirugías que la llevaron a estar por largos periodos postrada en cama. Varias fotografías nos la revelan en su casa de Coyoacán, La Casa Azul, pintando sobre la cama, o ya sea en su jardín. Su rostro no tiene rastro de dolor; resiliencia hay en su mirada; sonrisas coquetas en sus labios. También sabemos de su gran amor a Diego Rivera, de su bisexualidad, de su compromiso con el Partido Comunista y su apoyo Internacional a causas que ella consideraba justas y revolucionarias. Frida fue una de las gestoras para el asilo político de León Trotsky en México; su profundo rechazo a David Alfaro Siqueiros por su apoyo a Stalin, y sus gustos por la cultura popular mexicana, le llevaron a integrar una identidad muy particular.

piquetitos
‘Unos cuantos piquetitos’ se encuentra en el Museo Dolores Olmedo, en la ciudad de México.

Gran parte de sus autoretratos y oleos están inspirados en los famosos retablos que en la cultura del catolicismo popular mexicano fueron claves para expresar los agradecimientos que la gente hacía a santos y santas por haberles hecho un milagro. Quizá el retablo-cuadro más impactante en esta tradición artística es ‘Unos cuantos piquetitos’; obra que refleja su dolor y duelo por la infidelidad de Diego, hoy esa pintura es recuperada para hablar sobre los feminicidios y la violencia que mujeres viven a manos de sus parejas en pos del amor romántico.

frida-kahlo-pintanto
Fría pintando en su cama después de una de las 30 cirugías que la suministraron.

De las casi 200 pinturas que conforman su obra, la mayoría son biográficas y reflejan su sufrimiento: cuerpos sangrando por no poder tener hijos a causa del accidente; imágenes surrealistas, creadas a partir de los calmantes de morfina suministrados para aligerar el dolor; corsets ciñendo y castigando un cuerpo para vestirle y hacerlo más atractivo al ojo público…

 

 

“Pies para que los quiero, si tengo alas para volar.”

Gracias al círculo de amistades intelectuales y viajes al extranjero, su obra fue teniendo un estilo propio diferente al de los muralistas del momento. Aunque la pintora jalisciense María Izquierdo fue la primera pintora mexicana surrealista en exponer en 1930 en el Art Centre of New York su obra, Frida Kahlo fue invitada a exponer en 1939 sus pinturas en Francia gracias a André Breton, quien intentó convencerla de que eran «surrealistas». Kahlo no quiso encasillar su arte en esta corriente porque para ella, lo plasmado en los lienzos era su propia vida. Una de las obras de esta exposición (Autorretrato-El marco, que actualmente se encuentra en el Centro Pompidou) se convirtió en el primer cuadro de un artista mexicano adquirido por el Museo del Louvre. Hasta entonces, Frida Kahlo había pintado en privado para ella como una forma de expresar sus emociones y vivencias. Pablo Picasso, Vasili Kandinski, André Breton o Marcel Duchamp, admiraron su obra y fueron quienes difundieron su trabajo fuera de México.

Las dos fridas
Frida terminando una de sus grandes obras, Las dos Fridas, donde expresa la conexión de esas transformaciones y permanencias identitaria marcadas por el dolor y la pérdida.

Las obras de Frida se encuentra en varios museos, galerías y colecciones personales de arte a lo largo del mundo. Sin embargo, la ciudad de México conserva sus más grandes obras. En el Museo de Arte Moderno podemos ubicar el famoso cuadro “Las dos Fridas”, elaborado en 1939 cuando Frida se separa de Diego Rivera y la Segunda Guerra Mundial parece terminar con el sueño comunista. Otras obras permanecen en el Museo Dolores Olmedo, y por supuesto, La Casa Azul en el centro de Coyoacán es un Museo que conserva los muebles y objetos cotidianos con los que Frida creó la vida. De igual manera, en ese lugar hay un museo de sus vestimentas, joyería y todo lo que se relaciona con su arreglo personal.

Hoy, Frida es reivindicada como un personaje, un modelo en constante proceso que tiene mucho que decir. Y tú, ¿por qué te identificas con Frida Kahlo?

 

vint

 

“Yo solía pensar que era la persona más extraña en el mundo, pero luego pensé, hay mucha gente así en el mundo, tiene que haber alguien como yo, que se sienta bizarra y dañada de la misma forma en que yo me siento. Me la imagino, e imagino que ella también debe estar por ahí pensando en mí. Bueno, yo espero que si tú estás por ahí y lees esto sepas que, sí, es verdad, yo estoy aquí, soy tan extraña como tú.”

Frida Kahlo

4 pensamientos en “Frida Kahlo y su influencia en el feminismo global.”

  1. Yo no soy muy adepta a la obra pictórica de Kahlo pero la respeto mucho. Quizá “Las dos Fridas” es la única que realmente me gusta, y cuando la vi en el Museo de Arte Moderno me impresionó muchísimo; creo que todxs deberían ir a verla si andan en la CdMx. Sin embargo, las cosas que escribía, como esa última cita, me parecen hermosas.

    Hoy, mientras caminaba por las calles de San Miguel, no pude dejar de pensar en el insultante uso de la imagen de Frida Kahlo que la industria de baratijas chinas (y probablemente muchas ya mexicanas) ha hecho de esta mujer. Playeras con Fridas estilo ánime/cartoon portando lentes hipsters de marco negro camuflando sus cejas, espejitos de bolsillo con recortes de sus pinturas o con esas mismas caricaturas simplonas, aretes, bolsas de mandado, más playeras con Fridas en diversos estilos pero siempre reproduciendo esa misma fotografía inmortal de su rostro de frente… me parece imperdonable. Ella, que se resistió a ser encasillada en el surrealismo porque su obra era nada menos que su vida y su dolor personal y eso no podía pertenecer a movimiento alguno más que al propio, ha sido convertida en una baratija capitalista de mal gusto y más alejada de la artista que nada que atiborra literalmente casi cada uno de los puestos y tiendas de mi ciudad.
    Seguro pintaría un último sufrimiento en sus lienzos si viera esto…

    Me gusta

    1. Definitivamente Frida es un personaje muy controvertido; para algunas personas les significa y para otras no. Más allá de su personalidad y privilegios, cómo artista es parte de una generación de mujeres mexicanas pintoras que no corrieron con la misma suerte que ella por no ser privilegiadas ni contar con las redes de personas que Frida tuvo. Y si, la Fridomania es parte del mercantilismo que cambia el discurso o suaviza quién fue, al convertirla en ícono y producto.

      Le gusta a 1 persona

  2. A Frida siempre le critican sus pinturas. Entiendalo, ella es una gran pintora. Les guste o no, eso no cambia el hecho de sus grandes logros como artista.
    En México existen grandes pintoras que rompían una gran cantidad de moldes. Nahui Olin, Leonora Carrington, Remedios Varo, etc. Tal vez es debido a la sociedad tan opresora en la que vivimos que le da el temple a estas grandes mujeres. Por desgracia por cada Frida que sale a la luz, cientos de mujeres son sobajadas y rotas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s